Viajes

Cascais, un paraíso a un paso de Lisboa

1

Hay que desconectar. Es necesario. Mientras tecleo letra a letra en mi ordenador, y voy subiendo las fotos me doy cuenta de lo efímero que es el tiempo y lo poco que duran los momentos, sobre todo estos… los buenos! Parece que hace un montón de estas imágenes y no nos distancia ni tan siquiera un mes… será por eso que siempre me empeño en inmortalizarlo todo con mi cámara. Me gusta hacer el camino de vuelta recordando las visitas, comidas, paseos y locuras , y grabarlos en la retina con la misma fuerza que la tecnología los guarda en su disco duro. De cuando en cuando, por eso de recordar que no siempre el cielo está gris, los desempolvo y recuerdo que hay días de sol mientras se me escapa una sonrisa.

Este ha sido un año especialmente intenso. Demasiados cambios, demasiados sentimientos, y la aparición inesperada de luchas que vacían los depósitos de energía. Así que no queda otra que reponer fuerzas, y volver con la intensidad de un rayo para enfrentarte al día a día, con sus cosas…Y este año, después de mucho pensar, acabamos en Portugal.

El País vecino nos abrió sus puertas y nos ofreció todo lo que os voy a contar, así que abrochense los cinturones que en esta primera etapa del viaje, nos vamos a Cascais!!

2

De pueblo de pescadores a demandado destino turístico. A 30 km de Lisboa, se encuentra esta localidad costera, que desde principios del S.XX lleva alojando a Aristócratas y artistas de todo tipo, entre ellos la familia real Española durante el Exilio. También cuentan los más viejos del lugar que Ian Fleming ideó a su James Bond particular en su estancia en Cascais…
La historia de los sitios que visitamos siempre se ve reflejada en sus calles y construcciones, pero lo bueno es ir descubriendo esas cosas según nos perdemos entre sus calles y en primera persona…

3

A día de hoy es un destino muy demandado por los amantes del Golf, ya que Cascais cuenta con más de 10 campos.
Amantes del Surf por sus playas abiertas, como la del Guincho por mencionar una de las más conocidas, aunque hay muchas.
Durante el mes de Julio puedes disfrutar del Festival Cascais Cool Jazz, y en el mes de Agosto comienzan las fiestas del mar con conciertos de músicos y cantantes de moda.
Cascais también fue la anfitriona del campeonato del mundo de ISAF en la navegación de yates de carreras.

4

Si vas con niños, quizá prefieras descansar, disfrutar de las playas y cuando caiga la tarde pasear. Cascais es perfecto para los papis! Hay un montón de playas tranquilas, donde el mar está en calma total. Arena fina, y el clima es perfecto. Son espaciosas para llevar sombrillas, y no hay aglomeraciones. Otra cosa muy importante es que cada playa suele tener un amplio espacio de aparcamiento cerca, de forma que por muy buen día que haga siempre encontrarás un sitio para dejar el coche sin perdidas de tiempo.

Podéis visitar el Parque Marechal Carmona, junto al palacio de Condes castro, donde encontraréis un sitio ideal para descansar, pasear, ir con los niños a jugar o merendar, ver animales ( que hay muchos y muy bien cuidados ), visitar la biblioteca Infantil, o tomarte algo en la cafetería.
Este parque cuenta con grandes extensiones de césped, donde es muy agradable sentarse a merendar o a disfrutar de una sombra en las tardes de más calor. Además acoge un trozo de sendero de la Ribera dos Mochos, varios lagos, un área de picnic y varios juegos populares. Vamos que es una de las visitas obligadas por sus múltiples opciones.

7

Al caer la tarde puedes pasear por sus callejuelas y comprar recuerdos en alguna de sus tiendas, o tomarte un helado en alguna terracita.
Los Miércoles y los sábados en el mercado municipal se celebra un mercadillo de moda y complementos.

El puerto se encuentra cerca del centro, por lo que darás con él antes de que empieces a buscarlo. Tiene un paseo que empieza cerquita de la Playa da Ribeira y se extiende a lo largo del puerto y puerto deportivo, donde encontrarás un centro comercial muy visitado, y si sigues paseando llegarás a la Ciudadela de Cascais que merece mucho la pena visitar.

8

Desde el puerto y antes de llegar a la Ciudadela te encontrarás con la Fortaleza convertida en un lujoso hotel, La Pousada de Cascais. Un lugar donde lo antiguo y lo moderno se funden. Si no puedes hospedarte aquí por lo menos da un paseo bordeando la zona, te encantará!

9

Si tenéis tiempo y os apetece, podéis visitar “O Museo do mar”, en la calle Julio Pereira. Es gratuito y nos muestra el mar desde diferentes visiones. Recreaciones de animales marinos a tamaño natural y muchos otros tratados en formol. Es una exposición que se ve en unos 30/40 min y tiene bastantes cosas pensadas para los niños.

10

En la plaza principal de Cascais puedes ver como los pescadores ofrecen sus capturas, y por las tardes si paseas dirección a la playa do guincho los puedes ver faenando. Y como ya dejamos atrás el centro, la fortaleza, el parque, el museo del mar… vamos llegando a la famosa “Boca do Inferno”…

11

A boca do Inferno es una especie de gruta formada de forma natural por la propia erosión del mar. Se bautizó con este nombre por el ruido estremecedor que causan las olas al impactar contra estas rocas en días de temporal.
A mi me tocó día tranquilo, y las olas del mar sonaban a calma pura, y el sitio me pareció ideal para pasar un rato relajado, paseando o leyendo un buen libro.
Sean ustedes prudentes… Ya vi alguno colgado de las rocas por conseguir la foto más espectacular!!!

12

Y como aquí está todo pensado.. si te apetece tomar algo, en los alrededores hay un café, un mirador y un chiringuito de perritos calientes. Si sigues esta misma carretera, llegarás a la playa de Guincho, que ya os mencioné antes. Una zona más abierta y aireada, así que tenerlo en cuenta porque los días más nublados ahí se nota mucho la diferencia, unos cinco grados menos tranquilamente llegamos a notar nosotros.

14

En cuanto a restaurantes, la oferta a lo largo de la bahía y por las calles que bordean la plaza del pueblo se hacen interminables y para todo tipo de bolsillos. Ya que estamos en puerto de mar, os recomiendo probar los pescados frescos, o el típico bacalao que tan bien preparan en todo Portugal. De todos modos, la oferta es muy variada, y puedes encontrar desde un rodicio de carne, al más espectacular de los Italianos, o el mítico restaurante turístico con comida tradicional que a mi personalmente son los que menos me gustan… Me horrorizan los establecimientos pensados exclusivamente para el turismo, prefiero mezclarme un poco más entre la realidad de cada lugar. Rarezas personales…

 

17

Chiringuitos de playa, tumbonas… todo pensado para el relax… Esta es una de las playas en medio del pueblo, pequeñita pero muy chula. Una de las cosas que podemos disfrutar son las vistas de los numerosos barcos de vela que navegan a diario en las costas de Cascais..
De todos modos, los lugares bonitos son para vivirlos, disfrutarlos y sentirlos por uno mismo, así que espero que disfrutes de tu visita a Cascais, igual o más que lo he echo yo! 😉
Me llevo un trocito de ti Cascais, y te regalo un trocito de esas primeras vacaciones de Nico!

Os contaré también mi visita a Sintra (No te la pierdas!!) y a Lisboa , y podéis ver un montón de datos de interés para preparar vuestro viaje por esta zona de ( Cascais, Sintra, Lisboa, Estoril…) en esta misma web.

18

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s