Recetas

Crema de Espinaca, Jengibre, Menta , Sésamo y Miso .

1

Muero de amor por las cremas de verduras !!! Ya lo sabéis a que si? Pues como las hago muchísimo en casa, siempre les doy una vuelta para tener sabores nuevos y nutrientes distintos en cada una de ellas. También trato de que sean aptas para el mini, en este caso su ración iría sin la guindilla por supuesto! Y esta es la forma más fácil de comer bien, sano y que me lleguen las 24 horas del día sin tener que pedir adelantos horarios… Y de verdad, lo normal es que nunca me lleguen! Aissxxx

Hoy cambié las Vitaminas, y le metí bastante antibiótico natural ( Cebolla, ajo, y Jengibre ) porque seguimos con los cambios de temperaturas, y un día te mueres de calor y al siguiente sales con la bufanda…

Las semillas de Sésamo, entre las muchas propiedades y beneficios son ricas en minerales como el Calcio, en fibra, en Vitaminas del complejo B, proteínas y grasas poliinsaturadas. Son eficaces para disminuir el colesterol, retardar el envejecimiento, mantener el tono muscular, mejorar la circulación sanguínea, la osteoporosis, las enfermedades nerviosas y las alergias. Así que ponle sésamo a tu vida!!!

2

Ingredientes para 2 personas

  • 1 cebolla
  • 1 Ajo
  • 1 Puerro
  • 2 vasos de Caldo de verduras
  • Como un dedo de Jengibre fresco
  • Un manojo de menta bien hermoso
  • Espinacas frescas
  • Miso
  • Semillas se Sésamo
  • Guindilla al gusto
  • Aceite de Oliva

Para adornar : Chips de Manzana

Pelamos y picamos la cebolla, el ajo y el puerro. Pelamos el Jengibre y lo picamos también muy finito.
Ponemos una sartén al fuego y saltearemos la cebolla y el ajo hasta que vaya tomando color. En ese momento añadimos el Puerro y dejamos que también vaya tomando colorcito junto con los otros ingredientes.
Mientras lavamos bien las hojas de menta y las espinacas.
Agregamos el Jengibre, y a continuación salteamos las espinacas y la menta. Cuando tengan ese color verde vivo tan bonito, agregamos el caldo de verduras para desglasar el fondo de la sartén y para que la crema adquiera liquido.
Cuando el caldo haya tomado temperatura apartamos como un chupito del liquido a un vaso, donde disolveremos como un dedo de Miso. Lo agregamos de nuevo a la crema y apagamos el fuego.
Pasamos todo por la batidora para conseguir la textura de crema. Puedes pasarlo por un colador para que te quede más fina, yo nunca lo hago porque pierdes partes fibrosas de la crema con muchos nutrientes, pero si te gusta más, adelante.
Servimos y rociamos con un chorrito de aceite de oliva. Espolvoreamos con unas semillas de Sésamo y le agregamos un poco de guindilla para que le de un punto picante si te gusta. (Es opcional) Decoramos con las Chips de manzana que hicimos el otro día!

*No le añado sal, porque el Miso le da ese sabor salado, puedes en todo caso rectificar al final por si te gusta un punto más de sal, pero siempre que usemos Miso en nuestras preparaciones hay que tener esto muy presente!

3

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s