Mindfulness

Vivir con conciencia plena

 

Casa rural 16

Vivimos en un mundo de prisas y carreras por llegar a todo. El día con sus 24 horas no es suficiente, y sacrificamos cosas tan fundamentales como el descanso, las horas de sueño, o el tiempo de alimentarnos correctamente, cuidarnos y sobre todo querernos más.

No nos damos cuenta hasta que punto vivimos con ese “piloto automático”. Dejamos vagar la mente en busca de “resolución de problemas” mientras vamos conduciendo, comemos, caminamos o hablamos con un familiar o amigo. Esto hace que de pronto demos un terrible frenazo para evitar chocar con el coche de delante, nos sintamos culpables por haber comido de más, o  por haber herido los sentimientos de ese amigo por no prestar atención a lo que decimos.

La práctica del Mindfulness cambia nuestra relación con la vida, y nos conecta de nuevo con nosotros mismos y con el momento presente, “el Aquí y ahora”. Es una herramienta indispensable para la vida diaria. Nos ayuda a cultivar una conciencia clara de lo que sucede, sin permitir ese piloto automático al que estamos acostumbrados.

Cuando aprendemos a estar en el Aquí y ahora, disfrutamos, sentimos, y vivimos de una forma nueva hasta el simple acto de cepillarse el pelo, o darse una ducha. La practica del Mindfulness nos mantiene conectados no solo con el mundo que nos rodea, también con nosotros mismos.

Lo cierto es que por mucho que pensemos en lo que nos ha pasado ayer, o nos preocupemos por lo que sucederá mañana, no hay ningún momento como el presente, y se nos escapa por no prestarle la atención que requiere.

-En lugar de hacer tres cosas a la vez, céntrate unicamente en la que tienes entre manos.

-No comas mientras veas la televisión.

-Deja sonar el teléfono varias veces antes de cogerlo.

-Intenta estar presente mientras realizas esas tareas que tanto te cuestan, como planchar, aspirar, o lavar la ropa, y descubrirás que pueden ser algo entretenido o que acabes hasta disfrutando de ello…

El fin es aprender a afrontar la vida con más alegría y de una forma más relajada. La vida está llena de nimiedades que pueden convertirse en una rutina, y nos impide disfrutar al cien por cien de todas las cosas que hacemos.

Esta forma de vida nos produce un montón de beneficios físicos y mentales.

Os dejo el poema de Rumi que tanto me inspiró en mis comienzos con el Mindfulness, y que sin duda describían muy bien muchos de mis problemas.

El ser humano es una casa de huéspedes.
Cada mañana un nuevo recién llegado.
Una alegría, una tristeza, una maldad
Cierta conciencia momentánea llega
Como un visitante inesperado.
¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!
Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,
Que vacían tu casa con violencia
Aún así, trata a cada huésped con honor
Puede estar creándote el espacio
Para un nuevo deleite
Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,
Recíbelos en la puerta riendo
E invítalos a entrar
Sé agradecido con quien quiera que venga
Porque cada uno ha sido enviado
Como un guía del más allá.

4 comentarios sobre “Vivir con conciencia plena

  1. Me ha encantado el post ,estoy totalmente de acuerdo la vida está llena de nimiedades que aveces se convierten en rutinas y nos impidne disfrutar al cien por cien de todas las cosas que hacemos.
    El poema me ha encantado.
    Bicos mil wapa.

    Le gusta a 1 persona

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s